Britax Römer

En Britax Römer se aseguran de que padres e hijos estén a salvo en la carretera. La compañía está plenamente comprometida con este objetivo desde que empezó a fabricar equipamiento y accesorios para automóviles a principios de los años 1930.

Cuando desarrolló la primera silla de coche en 1966, hizo de la seguridad infantil su prioridad número uno. Durante estos más de 50 años, no se han escatimado gastos ni esfuerzos para proporcionar aún más seguridad para los más pequeños.

Pionera en los sistemas de seguridad infantil en sus sillas de auto, Britax Römer se enfrenta constantemente a los desafíos de movilidad infantil de la próxima generación con innovaciones que continúan transformando nuestra industria. Por ejemplo, con los sistemas ISOFIX, que se desarrolló en colaboración con Volkswagen, o el singular sistema anti-rotación Pivot Link.

Los esfuerzos hechos durante los últimos años han sido reconocidos por las pruebas de consumo, como las que realiza Stiftung Warentest en Alemania y que posteriormente publican entidades como el RACE o la OCU en España, donde continuamente recibimos las calificaciones más altas en la categoría de productos químicos.

En la actualidad, Britax Römer diseña y fabrica sillas de coche para niños, sillas de paseo y sillas de bicicleta. El 90% de nuestras sillas de coche y la totalidad de las sillas para bicicleta son “Made in Germany” o “Made in Britain”.